Hermandad de Santa María Salomé y Ecce Homo

Top of Page
Menu

Historia de la Hermandad

Totana celebra una Semana Santa llena de tipismo, tradición y rico contenido costumbrista. Sus calles son recorridas en procesión por diecisiete cofradías y hermandades, datando algunas de ellas del siglo XVIII.

Doce hermandades fueron fundadas en el siglo XIX. Concretamente se trata de las de Nuestra Señora de los Dolores (1820), Jesús en el Calvario, la Samaritana, la Oración del Huerto, el Beso de Judas, la Negación, la Verónica, Santa María de Salomé, Santa María de Cleofé, la Magdalena, San Juan Evangelista y Nuestro Padre Jesús Nazareno (1880).

Al parecer, fue don José Yáñez Cánovas, piadoso vecino de nuestra ciudad y comitente de varias de las imágenes que procesionan en nuestra Semana Santa, el que encargó una talla de vestir en madera policromada y en tamaño natural de Santa María Salomé al escultor don Francisco Sánchez Araciel.

A finales de la década de 1920, cedió al maestro de obras de nuestra ciudad, don Francisco Martínez Molino, la imagen de su propiedad para que la Hermandad procesionara con ella. Se tiene constancia documental de que don Francisco Martínez Molino presidía la Hermandad en 1943, responsabilidad que le ocupó probablemente hasta 1948 o 1949.

A finales de la década de los 40 la presidencia de la Hermandad fue asumida por don Juan María Martínez Andreo, «el maestro de la villa», cargo municipal relacionado con la construcción, lo que corrobora la vinculación a la misma de los albañiles de la ciudad. Durante este tiempo se actualizaron y sistematizaron los libros de actas y contabilidad siguiendo para ello las directrices del Ayuntamiento, que obligó a llevar «libros de actas y de caja foliados y a la vez diligenciados por el señor Alcalde y secretario con el fin de que las gratificaciones que del ayuntamiento sean con arreglo a los gastos que se reflejan en caja, para que en caso de desvalgo sean responsables los componentes de la Directiva que para ello estén facultados».

Asimismo, en estas fechas se asumieron como propios y de obligado cumplimiento los estatutos que en 1952 había establecido el Obispado de Cartagena-Murcia para el gobierno de las cofradías y hermandades. En 1953 se produjo el encargo de un nuevo trono.

En 1974 se procedió a comprar un solar en la calle Bolivia para construir la que es actualmente sede y casa dela hermandad.

La banda de cornetas y tambores fue creada entre finales de los 70 y principios de los 80.

En la década de los 90 se procedió a la realización de un nuevo trono por el artesano totanero don Andrés Romera Martínez, y el acertado encargo de una imagen de Ecce Homo al escultor don José Hernández Navarro así como la participación en la procesión de Martes Santo. En fecha 02/03/1995 se concertó la donación de la imagen titular de la Hermandad por Pedro Antonio Cánovas Yáñez, heredero de don José Yáñez, primer propietario de la talla de Santa María Salomé.

En noviembre de 2001 se actualizó la denominación de la Hermandad para recoger la devoción de Ecce Homo que forma parte de su patrimonio desde 1998. Desde entonces su título es el de «Hermandad de Santa María Salomé y Ecce Homo». En ese año de 2001 se iniciaron también las gestiones para proceder a la restauración de la imagen de Santa María Salomé que con gran acierto se le encomendó al restaurador de Jumilla don Mariano Spiteri y cuyo trabajo ha resultado muy satisfactorio al quedar su rostro mucho más natural.

Historia de la Hermandad Historia de la Hermandad Historia de la Hermandad
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES